Cúbrete la cara con papel de aluminio y mira lo que ocurre una hora después. ¡Es increíble!

¿Cómo se hace?

  1. Corta tiras de papel aluminio y ponlas en el congelador durante unas horas.
  2. Aplícalas en las zonas que quieras tratar, por ejemplo: mejillas, entrecejo, contorno de ojos, etc.
  3. Déjalo actuar por lo menos 20 minutos hasta que el papel se enfríe y retíralo.

Mira el video a continuación para descubrir más usos del papel aluminio en la belleza: